Pebble Stripey Crochet Ball Multi

1 Unidad
N.º de art. 920362
11,16 €*
Añadir a la cesta

Hathay Bunano – juguetes sostenibles para perros de las aldeas de Bangladesh.

Estos juguetes para perros son únicos y están hechos a mano con mucho cariño. Los produce la ONG Hathay Bunano (que en bengalí significa "hecho a mano") en Bangladesh de forma sostenible y en condiciones ejemplares. Así, en relación con la producción se esfuerzan, entre otros, en proporcionar guarderías adecuadas para las madres trabajadoras, evitar la discriminación de empleados discapacitados, ofrecer una buena formación, apoyar a la juventud y pagar salarios superiores a la media. Desde hace años, Hathay Bunano es miembro oficial de la Organización Mundial de Comercio Justo y forma parte del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, una iniciativa política que promueve el cumplimiento de los principios de los Derechos Humanos, la protección medioambiental y la lucha contra la corrupción. Con más de 80 centros de producción y más de 8.000 empleados, la organización ha hecho mucho por las aldeas de Bangladesh, no solo en términos económicos sino también sociales. Por ello, la organización fue galardonada por la Reina de Inglaterra en el 2009. Todos los juguetes de Hathay Bunano están hechos a mano al 100 % con relleno de poliéster. Con cada compra contribuye a mejorar de forma duradera las condiciones de las personas de Bangladesh.

Estos juguetes son adecuados para perros de cualquier raza y edad.
Se pueden lavar a máquina a 40° C. En caso de que el perro use su juguete con intensidad y mucha fuerza es posible que la estructura de ganchillo se estropee y agujeree.

y muchos más...

Valoraciones

(1)

Tolles Indoor-Spielzeug

Toller Ball, sicher auch für Kinder, aber mein Pepe liebt das Teil auch. Bringt es stundenlang wieder zurück. Allerdings lasse ich ohne nicht alleine damit spielen. Ich denke, er könnte ihm locker kaputt beißen. Und für draußen ist er auch nicht geeignet. Dafür ist er zu schön! Als Indoor-Ball spitze: ganz weich und leicht, kann nichts kaputt gehen, höchstens der Hund rennt vor Begeisterung was übern Haufen.

Carmen, 17.02.2018